Tecnología

Meta amenaza con ‘apagar’ Instagram y Facebook en Europa si no comparten sus datos

Mark Zuckerberg, CEO de Meta, da un ultimátum a la Unión Europea: de no cambiar sus regulaciones de privacidad, retirará Instagram y Facebook.

La noticia explotó a raíz de la publicación de unos documentos ante la Securities and Exchange Commission (SEC) en Estados Unidos. Meta, la empresa madre de Mark Zuckerberg, amenazó a la Unión Europea con retirar Instagram y Facebook del territorio si se resiste a cambiar sus políticas de privacidad.

A pesar de las advertencias, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) insiste que “el mecanismo de transferencia de datos personales entre la UE y los EE. UU. no es válido”, según la cobertura de Xataka. En respuesta, el CEO de Meta aseguró que la Unión Europa podría quedarse sin dos de las aplicaciones con más usuarios a nivel global: Instagram y Facebook, entre otros servicios.

¿Empezando el año con el pie izquierdo?
El problema no es nuevo. Por el contrario, empezó a causar tensión en verano de 2020, cuando la TJUE invalidó el sistema de transferencia de datos entre Estados Unidos y la Unión Europea. Las autoridades irlandesas han sido particularmente reactivas a la actividad de Meta. Sin embargo, la empresa de Zuckerberg parece no ceder en su resolución:

“Si no se adopta un nuevo marco de transferencia transatlántica de datos y no podemos seguir recurriendo a los CCE o a otros medios alternativos de transferencia de datos de Europa a Estados Unidos, es probable que no podamos ofrecer varios de nuestros productos y servicios más importantes, como Facebook e Instagram, en Europa, lo que afectaría de forma negativa a nuestro negocio, situación financiera y resultados de las operaciones”, expresó Meta en un comunicado.

Si la transferencia de datos personales entre Meta y la Unión Europea se suspendiera, la actividad de la compañía estadounidense en el territorio se vería severamente afectada —incluso desde la primera mitad de 2022. Considerando que ni siquiera ha terminado el primer cuarto del año, el panorama no pinta bien para la actividad de Zuckerberg en Europa.

El problema principal es que el modelo de negocio de Meta se vería afectado por estas regulaciones de privacidad. A falta de flexibilidad en sus términos y condiciones, Zuckerberg podría perder uno de sus territorios más nutridos en el planeta. A pesar de la rigidez de la compañía, el Tribunal se mantiene firme: debería de existir un “nivel de protección sustancialmente equivalente al garantizado dentro de la Unión”.

El corte de servicios, sin embargo, no se limita a redes sociales. De no alcanzar un punto medio para finales de año, “Es probable que no podamos ofrecer algunos de nuestros productos y servicios más importantes, incluidos Facebook e Instagram, en Europa”, concluyó Meta.

Deja una respuesta