Farándula

Mientras Chicharito hace apasionado viaje con su novia, su ex lo señala de padre ausente.

No cabe duda de que a raíz de su separación con su aún esposa Sarah Kohan, de 27 años, Javier Chicharito Hernández, de 33, se encuentra desatado en lo personal con su nueva novia, la modelo Nicole McPherson, de 28; sin embargo, no todo es maravilla, ya que mientras le dedica tiempo a ella y a un hijo que la ecuatoriana tiene, a sus propios hijos los ve muy poco. Al respecto, nos contó un amigo del deportista:

-Captamos al Chicharito muy feliz en la playa y con nueva novia…
»Sí, se fue unos días a Tulum con un grupo de amigos y su nueva novia, Nicole McPherson».

-¿Qué nos puedes contar de ella?
»Su nueva novia se llama Nicole, nació en Ecuador, es influencer y modelo; de hecho, ha hecho campañas para marcas importantes. Tiene un hijo, fruto de una relación anterior».

-Estaban muy románticos…
»Es que son apasionados, Javier está muy emocionado y ella se deja querer. A pesar del poco tiempo que llevan juntos, está fascinado con ella y hasta encantado con el hijo de ella».

-¿Sabes si ve a sus hijos? ¿Las fechas decembrinas pudo pasar tiempo con ellos?

»A sus hijos sí los ve, pero muy poco; por ejemplo, las fechas decembrinas, Javier las pasó con su novia, por eso Sarah decidió llevarse a los niños a Londres».

-Hablando de Sarah, ¿cómo va la situación legal entre ellos?
»En eso sí son totalmente herméticos y han impedido que hasta el momento se filtre información alguna, pero supongo que van avanzando, porque Sarah tuvo que acatar una petición de Javier».

-¿Cuál?
»Él pidió a las autoridades que, por cuestiones de seguridad, Sarah no podía aparecer en fotos con sus hijos, a lo que ella enfureció, pues sabe que la intención real de él era que no publicara nada para que no se viera que ella sí está con ellos y que él casi no los ve, pero supongo que para lograr el arreglo económico, aceptó, aunque no del todo como Javier lo planteaba».

-¿A qué te refieres?
»Quedaron en que Sarah sí puede seguir sacando fotos con sus hijos, lo que no puede hacer es mostrar sus rostros».

¿Y entonces?
»Ahora Sarah los saca todo el tiempo de espaldas; y Javier no los muestra para nada, ni de espaldas, ni de perfil, por eso en las redes sociales la gente lo sigue tachando de mal padre. Esperemos que por el bien de todos, lleguen a un acuerdo», concluyó.

Deja una respuesta