Ciencia

¿Qué es más perjudicial para la salud, tapar un tatuaje o removerlo?

Cuando un tatuaje es eliminado, la piel sufre una ruptura de enlaces químicos que puede provocar efectos irreversibles

En las primeras dos décadas del siglo, la industria del tatuaje ha alcanzado un auge como nunca ante se registró.

Plasmar en la piel alguna inscripción, símbolo o ilustración se convirtió en una práctica asidua en la sociedad y, con el tiempo, el estigma que la rodeaba se extinguió. Fue así que los estudios se llenaron y se forjaron más profesionistas en el arte de tatuar, duplicándose en la última década.

Sin embargo, hay quienes, luego de un tiempo, toman la decisión de eliminar los significados que fueron grabados, de forma indeleble, con tinta en la piel, pero remover un tatuaje no es cosa fácil, si bien pueden eliminarse esto puede traer efectos adversos a la salud.

De acuerdo a estadísticas del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), realizadas durante el 2019, México es el país que lidera las listas del tatuaje de América Latina, con más 12 millones de personas tatuadas en la actualidad.

Pero nuestra región ya no sólo representa encabeza esta categoría, sino que también genera los más altos ingresos por esta actividad, con ganancias superiores a 450 millones de dólares. Aunque así como un tatuaje de cuatro centímetros puede alcanzar un precio de entre 700 pesos hasta 2 mil pesos, la remoción de uno de ellos oscila en costos aún más altos, pues el tratamiento entero puede alcanzar hasta los 10 mil pesos.

Aunado al presupuesto que se puede invertir al remover un tatuaje, hay otras consecuencias relacionadas con la salud.

Deténgase y piense antes de entintar
La etimología dice que el término tatuaje «se deriva de ´tattau´, una palabra tahitiana que se traduce esencialmente como “marcar”. En el ámbito artístico, el músico Jimmy Buffett reza que «un tatuaje es un recordatorio permanente de un sentimiento temporal».

Deja una respuesta